Rabia en la Dehesa

Valora este artículo
(0 votos)

El futuro está escrito. La batalla está declarada. En estas tierras fértiles, la corrupción quiere abrirse paso para no dar ninguna oportunidad en la gran batalla. ¿Lo vamos a permitir?

 

 

No te atrevas a gruñirme, cachorro. Tuve mi Primer Cambio antes de que fueses un escozor en los cojones de tu padre. La buena noticia es que vengo a ayudarte. No, no te preocupes, vienen los demás a limpiar tu estropicio, pero no debes sentirte culpable, todos pasamos por esto. O al menos deberíamos, pero cada vez somos menos y no todos reciben vigilancia. Lo primero es que no eres un monstruo. No has mutado a otra cosa, ni estás maldito. Siempre fuiste esto, un Garou, un cambiaformas lobo, un guerrero sagrado de la Diosa, de la Madre Gaia. Tu Primer Cambio no es distinto de los adolescentes humanos a los que les sale pelo en la cara, o les crecen las tetas. Aunque no lo creas ahora mismo, esa será la parte fácil de asimilar…

Como te digo, cada día que pasa somos menos, nos extinguimos. Nuestro nacimiento es un raro milagro, y nuestro enemigo ha aprendido a ponérnoslo difícil. La humanidad nos teme… quizás con algo de razón… y el Wyrm, el Enemigo, el Gran Gusano, lo aprovecha para lanzarnos al sistema como un enemigo implacable y constante. Pero no todo es una mierda. Selene nos apoya mientras seamos fieles al chiminaje de los Auspicios y la Letanía, nuestra ley… ya te hablaré de ello.

Por el momento, y hasta que estemos a salvo, sólo necesitas saber que todo lo que creías conocer hasta ahora, es mentira, o necesita matices en el mejor de los casos. Esa Rabia que siempre ha pugnado por salir de tu interior es parte de tu naturaleza, de tu espíritu. Es la ira ante el maltrato constante de Gaia, ante un mundo que no aprecia nuestro sacrificio por protegerlo y mantenerlo en equilibrio. De ahora en adelante, no deberás preocuparte por sobrevivir, pues todos moriremos antes de nuestro tiempo, si no en la Última Batalla, en cualquier emboscada del Enemigo. De lo que debes preocuparte es de cómo vas a morir, y si los espíritus y los Galliard te recordarán como alguien Glorioso, Sabio y Honorable…

  

Más Información Aquí

 

Madre

Conquistadora y fiel sierva del Wyrm. Si no tengo tiempo, mi Prole pondrá huevos dentro de ti.

Sitio Web: rabiaenladehesa.revcc.es/ Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.