Esto no ha terminado. Akiba da un golpe en la mesa y decide el futuro de la unidad, al margen de lo establecido y de la ley. Ahora cambiarán muchas cosas.El juramento de venganza hará derramar más sangre en el campo de batalla.