Un nuevo atentado en territorio francés, en el pequeño pueblo de Angerville, al sur de París. En la madrugada de la noche se escucharon multitud de disparos de distintas armas, entre ellas automáticas, alguna de gran calibre e incluso alguna pequeña explosión. Por la sucesión de los ruidos y el testimonio de testigos que lo escucharon en la distancia, se intuye que todos los disparos fueron realizados por una sola persona, de forma secuencial y premeditada.

 

La localización del ruido lleva a una nave industrial a las afueras del pueblo donde había montado un auténtico campo de batalla. Parece que durante varios días se fue almacenando armas y munición de todo tipo en su interior y puestas en disposición, por cómo se han encontrado, de algún tipo de defensa. Se intuye que la persona que realizó los disparos estaba parapetada defendiéndose de alguien. No se despertó ninguna sospecha, por lo que se piensa que se realizó de alguna forma camuflada en un horario normal o comercial.

 

En el día de ayer, la policía local de Almaraz recibió una llama anónima de una mujer que aseguraba que en la orilla del embalse de Arroyo-Campo, habían encontrado una bolsa de deporte con un cuerpo dentro.

 

La Guardia Civil rápidamente entró en acción para llegar y encontrarse la sorpresa con la que se había tropezado el anónimo. El cuerpo de una adolescente totalmente desfigurado e hinchado por el agua, reposaba en el interior de la gran bolsa de deporte. Al parecer la víctima llevaba bastante tiempo bajo el agua por su estado de descomposición.

 

Las autoridades intentaron investigar la llamada sin ningún resultado. Debido al estado avanzado de descomposición del cuerpo, se ha considerado que puede haber sido algún habitante de Almaraz que al encontrarse con él, entró en pánico y alertó a las autoridades.

Hace 4 años, en un callejón del centro de la zona de marcha de Ciudad Real, se encontró muerto a un hombre de mediana edad. Respondía al nombre de Germán Sánchez. Estaba herido en la espalda por una leve herida por arma blanca. Al parecer, también tuvo una mala caída y se fracturó varias vertebras.

La escena era muy grotesca. Inmediatamente a primera vista destacaba a un gran estropicio. Fue el agua de lluvia del día y anteriores los que se encargaron de diluir la sangre y hacer parecer de un primer vistazo, que el acto fue más de lo que parecía. Se diagnosticó un infarto prematuro antes de trasladar el cuerpo. Más tarde se descubrió que la víctima había tenido una importante pérdida de sangre. No se pudo justificar cual fue la causa pues la herida de la espalda no podría haber ocasionado tal pérdida.

Adulteración de documentos, agresión agravada, alzamiento de bienes, apropiación indebida, daño, desfalco, estafa, extorsión, fraude, hurto, infracción de derechos de autor, manipulación del mercado, propiedad robada, usurpación, calumnia, difamación e injuria. Todas estas acusaciones de delitos contra la propiedad y el honor son parte de una denuncia que ha impuesto Lisse Brooks, anterior dueña de “Phenom Pharmaceutic” sobre la nueva junta directiva.

En principio, interpretada por las autoridades como una especie de broma de mal gusto, la jovencísima multimillonaria ha impuesto a través de su equipo de abogados en el Juzgado de Instancia 4 de New York. Ha justificado en un documento escrito de su puño y letra por qué no se ha presentado personalmente en el juzgado y enviado a sus representantes legales, un equipo compuesto por 3 abogados, y con un documento anexo de 126 páginas en el que argumenta de una forma legal la justificación de todos los delitos de los que quiere denunciar a la nueva junta directiva, presentando un fichero de pruebas con diverso material, tanto visual, auditivo como plasmado en papel.

Os transmito la traducción de un periódico influyente estadounidense... Sé que algunos estabais interesados en esto:

"La necrológica nos lleva hasta España. Un autobús que transportaba más de 50 pasajeros de Cáceres a Salamanca en la comunidad autónoma de Extremadura, sufrió en el día 10/01/2016 un accidente cerca de la localidad de Cáceres. No se tiene ninguna noticia de partes médicos ni de número de fallecidos en el autobús, aunque se sabe con certeza de que hubo varios, seguramente superando la decena.


La mayor parte eran procedentes de Cáceres y aproximadamente el 35% volvían a Salamanca después de las festividades. El accidente ha ocurrido en la carretera de conexión entre Cáceres y la Autovía de “La Ruta de la Plata”. Las causas del accidente aún son descocidas por la gran discordancia que hay entre los testimonios de los diversos pasajeros y el conductor. La fuente más loable es que los acontecimientos ocurrieron al salir de la última rotonda, antes de la que hacía conexión con la autovía, un camión se cruzó en su camino en dirección contraria de repente. El conductor declaró que fue un acto reflejo el giro que realizó haciendo que el camión solo impactara por un lateral del frontal del autobús, intentando evitar la colisión completa de frente. Justifica al otro conductor diciendo que vio moverse algo a lo largo de la carretera, pero no consiguió identificar el qué, quizás un animal, por eso cree que el otro conductor giró tan de repente intentando frenar, como indican las marcas del asfalto.

Esta madrugada del 04/02/2016, en Cáceres se ha realizado un robo con graves daños en el Polígono de Capellanías. Al parecer los atracadores forzaron la entrada de una de las naves de la Calle de los Hojalateros con un vehículo pesado, provocando un gran estruendo.

Ante el ruido, acudieron varios agentes de seguridad de la zona y fuerzas del orden locales, enzarzándose en un tiroteo que duró alrededor de 5 minutos. El resultado fueron 2 agentes muertos y 3 heridos. No pudieron identificar a los atracadores ya que todos ellos iban encapuchado y no mediaron una palabra. Todos ellos eran de constitución atlética y estatura media.

El vehículo en el que huyeron era de grandes dimensiones, similar a los vehículos blindados de transporte de dinero en España, totalmente negro y sin matriculas. Al parecer arrollaron la puerta para entrar y mientras cargaban la mercancía se vieron sorprendidos por los agentes de seguridad. Después, se dieron a la fuga hacia el exterior de Cáceres y no se consiguió divisar el vehículo en ningún lugar de las cercanías, ni en la Autovía de la Ruta de la Plata.

Un autobús español que transportaba cerca de 51 pasajeros de Cáceres a Salamanca sufrió en el día 10/01/2016 un accidente cerca de la localidad de Cáceres, en Extremadura, con un balance provisional de seis heridos graves y 15 heridos leves, aunque 18 permanecen hospitalizados. Uno de los heridos de gravedad es una chica con traumatismo craneal, mientras que la otra es un anciano con traumatismo abdominal. No se tiene ninguna noticia de partes médicos ni de número de fallecidos en el autobús, aunque se sabe con certeza de que hubo varios, seguramente superando la decena.

Un total de 51 personas viajaban en el vehículo con personas de todas las edades. La mayor parte eran procedentes de Cáceres y aproximadamente el 35% volvían a Salamanca después de las festividades. El accidente ha ocurrido en la carretera de conexión entre Cáceres y la Autovía de “La Ruta de la Plata”. Según anuncia el ileso conductor, el cual no comprende como aún puede estar ileso después del tremendo impacto y el estado en el que quedó el vehículo, los acontecimientos ocurrieron al salir de la última rotonda, antes de la que hacía conexión con la autovía, un camión se cruzó en su camino en dirección contraria de repente. El conductor dice que fue un acto reflejo el giro que realizó haciendo que el camión solo impactara por un lateral del frontal del autobús, intentando evitar la colisión completa de frente. Justifica al otro conductor diciendo que vio moverse algo a lo largo de la carretera, pero no consiguió identificar el qué, quizás un animal, por eso cree que el otro conductor giró tan de repente intentando frenar, como indican las marcas del asfalto.

Mis padres están separados. Con 19 años estoy para arriba y para abajo. Ahora con mi madre…. Luego con mi padre… Este año al menos han hecho el sacrificio de que intentemos pasar las fiestas juntos.


Mi madre está trabajando en Cádiz y mi padre en Cáceres. El plan era bajar en Nochebuena y volver después de reyes sin percances ni discusiones. Claro que eso era imposible. Se pasaron todas las fiestas discutiendo sobre cualquier cosa pasada o por pasar. Entre esas discusiones estábamos yo y el nuevo novio de mi madre. Mi padre se tomó todo aquello como un ataque, según él porque en menos de cuatro meses con él ya están viviendo juntos, además de que el divorcio fue apenas hace 5 meses.


Mi padre hizo el amago varias veces de querer irse antes ya que no podía soportar esa situación, pero conseguí convencerle de lo contrario. Pasó la nochebuena y la nochevieja como pudo, tragando los ataques de mi madre e intentando pensar en otra cosa. Yo lo sacaba de vez en cuando de paseo para que no se agobiara.

Las voces no lo dejarían en paz. Las formas extrañas no dejarían de seguirlo. Lo habían acompañado desde su trabajo en aquella obra en la carretera de Ceclavín. Desde que descubrieron aquella cavidad artificial con todos esos signos y aparatos extraños… Entonces cerraron el lugar y llegó la policía para investigarlo. Pero finalmente llegaron ellos, enseñaron papeles, placas… ¿Qué de todo eso era verdad? Se hicieron con el control de todo y decían que lo iban a investigar y extraer para que no supusiera un peligro.

Después de eso, todo sucedió como si fuera una de esas malas películas de Terror. Las voces. Las formas. Y José era el único que las veía u oía. No daba la impresión de que hablara con nadie más, o tiraran de su pelo, o aguijonearan su piel, o le hicieran tropezar, o le acuchillaran. Solo José. Pensó que se volvería loco. Todo, hasta que encontró las pruebas. Vasos capilares rotos por donde le habían pisoteado y moratones donde le habían golpeado. Gente con la que no solía cruzarse... Eran reales, y le perseguían.

- ¡¡¡Eso es Gilipollas!!!


Roberto se levantó y lanzó la botella a la pared. Se hizo añicos contra unas luces de neón, derramando cerveza y trozos de cristal.

- ¡Fuera! ¡Lo vamos a solucionar ahora!


El hombre alto y ancho había estado recostado con los pies apoyados en la mesa de billar. Al escuchar el reto, se encogió de hombros y se puso de pie, retirando de sus pantalones las cáscaras de cacahuete que había estado cascando. Siguió a Roberto hasta fuera de la puerta y continuaron andando hasta la Plaza Mayor. Allí se desviaron hacia una de las calles secundarias y anduvieron por un breve rato.