Ha pasado mucho tiempo…

 

Recuerdo los ojos de la bestia mirándome en la oscuridad, impulsándome a ser más fuerte, a ser mejor, a servirle a él y a un autentico poder superior.

 

Eso hago, le sirvo, a través de mis propios aliados, esparzo su voluntad allá donde él me dice.

 

Siempre promete una recompensa y siempre cumple su palabra, antes era muy difícil contentar a mis aliados que se esforzaban dándolo todo, hacían todo lo posible por cumplir los encargos y cuando lo hacían muchas veces les pagaba con humo, con prontos y estamos ya muy cerca. Quizás por eso no le salieron las cosas como debieron salir, por eso no cumplieron con nuestras demandas y por eso estoy haciendo ahora todo esto otra vez.

 

Reúno nuevos integrantes para mis filas, localizo a los supervivientes y no les prometo nada, les entrego directamente pruebas de lo que podemos conseguir otra vez y ellos viéndose ya recompensados, actúan otra vez bajo mi mando.

 

Elimino rastros y elimino pruebas, me desvinculo de cosas en las que creo y ejecuto a un mentiroso… me recupero y vuelvo a ser yo…

 

Yo, soy Lucius.