Nada más entrar en la habitación y ya tuerzo la cabeza hacia atrás, hago por controlar la respiración, y así intentar serenarme. Miro a todos lados y saludo al respetable con cara de buen humor. Muchos conocidos, otros no tanto, en general buena gente.

Mucho ha cambiado desde que llegué de Londres a esta ciudad, mi ciudad, mucho que aún todavía intento digerir, cosas que sólo una macabra y pérfida mente podría tolerar, otros, intentamos vagar entre esas imágenes, sacadas de un fresco de temática gótica, oscura y más negra que el azabache. 

Quien dice vagar, dice..., bueno, por lo menos estoy vivo. Para sobrevivir a estos hechos he tenido que hacer cosas que jamás podría haber imaginado, me sentí muy mal al principio, eso no os lo voy a negar, estuve a punto de vomitar, muchas horas en vela y mi mente acabó hecha añicos. Un cierto tiempo claro, quizás si no fuese así, no podría estar haciendo este ejercicio de reflexión. Sólo habría escrito o dibujado imágenes relacionadas con los hechos vividos de una forma más oscura. De alguna forma he logrado sobreponerme, mis ojos han visto más que mucha gente, mis manos han hecho elementos que en mayor o menor medida han desempañado algún papel en los hechos, mi olfato ha olido trazos indescriptibles, mis boca ha ingerido productos exóticos, pero mi mente, mi mente es la que más ha sufrido.

Mi mente, la que por unos momentos perdí, la conciencia de mí mismo y por eso ahora ni duermo, ni me concentro, ni me deja avanzar en mi vida. Sé que sólo soy un simple humano, pero que hace por vivir, soy consciente de lo huraño que me estoy volviendo, pero si escribo esto es para que quede constancia en algún medio, de lo que pienso hacer, de lo que quiero conseguir y en lo que me quiero convertir, para la gente que me importa y que narices, para no sentirme como me siento delante de todos. Un ser me dijo que éramos especiales, por tener eso que él llamó humanidad. Yo he llegado a la conclusión de que con ella o sin ella, seré la misma persona, y ésta no conseguirá que siga un día más vivo.

He conocido a muchos seres, también a personas, ambos con poder, pero solo uno está relacionado con "aquello", y sólo debo buscarle. Tengo muchas preguntas que hacerle y en mi humilde opinión, mucho que ofrecerle.

Sin más, hoy dejaré de escribir, me relacionaré con buenos amigos, espero poder servirles... desconectaré el móvil, creo que hoy no hablaré con él, tengo que racionar la información que le doy si quiero seguir con vida. Un día más, para lograr encontrarle, si me oyes, espero encontrarte, O...

 

Anónimo