Después de un largo pero acelerado litigio, un jurado popular en la ciudad de New York ha fallado contra uno de los grandes cargos de la corporativa Pentex: Clark Richardson. Antiguo director de finanzas y compras de la sede americana de Pentex, ha sido condenado a una multa de 10 millones de dólares a favor de la dueña de “Phenom Pharmaceutic”, Lisse Brooks. Además, deberá cumplir una condena de más de 12 de años por todos los cargos que caen sobre su persona de falsificación, usurpación, robo, entre otros.

 

El señor Richardson, desde el principio se mantuvo en una postura defensiva de inocencia, en la que su abogado podía aportar escasas pruebas de lo que alegaba su cliente. La acusación, liderada por la prestigiosa abogada Yennefer Braunmüller, demostró que el señor Richardson tomó una iniciativa propia de extorsión e intento de usurpación de la competencia (“Phenom Pharmaceutic”), ignorando las órdenes de sus superiores. No todo esto quedó aquí, sino que también se demostró en el juicio que a la vez estaba sustrayendo dinero de las cuentas de la gran corporativa, mientras intentaba crear una nueva sucursal de “Phenom Pharmaceutic” en España.

 

Ante las evidencias expuestas, casi al final del juicio, Richardson se derrumbó y confesó estar actuando por cuenta ajena y sus intenciones de apropiación del imperio de Brooks y parte de las finanzas de Pentex en Europa cuando se realizara su trasladado. La corporativa engañada, creía que su director de finanzas y compras había hecho un gran trato y lo iban a destinar a Europa para supervisar todo. Por problemas familiares enviaron a otras personas a ocupar su lugar hasta que pudiera incorporarse.

 

El juez ha dictaminado que el gigante corporativo es responsable de su plantilla, por lo tanto también tendrá que pagar una compensación de 20 millones de dólares a la señorita Brooks. Expertos de la materia legal, dicen que Pentex podría haber apelado fácilmente a este pago, pero uno de sus representantes anunció en el mismo juicio que la corporativa pagará gustosa la cantidad necesaria para compensación de la señorita Brooks. Un gesto que les honra, como siempre, ante este tipo de situaciones.

 

La señorita Brooks no ha hecho ninguna declaración, es más, ni siquiera se ha personado en el juicio. El representante de Pentex ha enviado el siguiente mensaje después del juicio: “La señorita Brooks ahora mismo lo que necesita es descanso y reposo después de tanto sobresalto. Hemos accedido al pago por que lo vemos justo y necesario. Algunos nos tacharán de estúpidos al soltar tal semejante cantidad de dinero. Pero puedo asegurarles que mis jefes están dispuestos a pagar más, si el juez así lo considera necesario. Todo nuestro apoyo para la señorita Brooks, aunque tengamos que lamentar que tal brillante talento se pierda entre la competencia, ya que nos habría gustado tenerla trabajando con nosotros. Pero la comprendo. Tiene un gran imperio, un legado familiar y nosotros no seremos ningún obstáculo para ella”.

 

Richardson ingresara tres días en prisión después del juicio y la famosa sucursal que iba a ser de “Phenom Pharmaceutic” de España, entrará bajo subasta de acreedores a nivel Europeo en las próximas semanas. Según el representante de la señorita Brooks, renuncia totalmente a cualquier propiedad que no fuera suya y que tenga que ver con el caso.