Introducción: Si alguien puede leer esto...

Valora este artículo
(0 votos)

Han pasado varios meses desde que todo ocurrió…

 

Nunca vi nada tan impresionante y a la vez tan horrible. Hay mucho que contar y no sé ni por dónde empezar… ¿John Thelams, quizás? Un héroe de guerra que debe estar harto de rechazar medallas por sus méritos en el campo de batalla… y esto solo por los reconocidos, debe haber mucho más historial dentro de las famosas carpetas de alto secreto.

 

Comenzó en California con la famosa “Carrera de Mercenarios”: una institución de origen desconocido movía un dispositivo de alto poder de destrucción. Varias fueron las unidades de mercenarios contratados que intentaban alcanzar el objetivo. Entre ellos se encontraba el GAL, los cuales se sorprendieron al llegar los segundos al lugar y no encontrar ningún tipo de rastro de los vehículos que transportaban el dispositivo. Perseguidos por los federales desde ese momento, con los que intercambiaron bastantes balas, consiguieron finalmente escapar del país bastante diezmados.

 

El gobierno envió a John Thelams y su unidad para alcanzar el dispositivo, pero los reportes anuncian que todos fueron abatidos en combate. Nunca se supo quiénes fueron los vencedores, pero si quien les contrató.

 

Otra persona más desapareció sin dejar rastro alguno, lo último que se sabe es que estuvo bajo disposición de la CIA. Su nombre era Héctor Valbuena. Después de seguir unos cuantos nombres falsos se llegaba a una organización que se hacía llamar RNO.

 

La RNO era liderada por un tal Lucius. Éste decidió ocultar el arma en una pequeña cueva cerca de un pueblecito español, bien profundo para que nadie pudiera dar con ella. Por lo visto en unas obras locales cercanas los obreros sufrieron alucinaciones y visiones de varias escenas mientras trabajaban, hasta el punto que alguno se suicidó. Fue famoso el caso del obrero de Ceclavín que se quitó la vida cerca del río. Ante estos sucesos Lucius decidió mover el arma, poniéndola en circulación por vías más legales. Esa arma tenía algo, algo extraño, que volvía loca a la gente o la hacía ver cosas que no estaban ahí.

 

Mientras tanto en la ciudad de Cáceres ocurrió un accidente. Al parecer fue provocado y buscaba la muerte de uno de los principales dirigentes de la futura empresa de farmacéutica que abriría la corporativa Pentex cerca de la zona. El objetivo fue cumplido, pero con bastantes daños colaterales y un grupo de viajeros civiles quedó afectado y traumatizado. Nunca se averiguó quién fue el causante del accidente.

 

Entonces surgió aquella figura, como una leyenda urbana. Se deslizaba por las redes sociales, por lugares recónditos de la ciudad, pero nadie era capaz de cazarlo. Obiēcit, el ser intangible que nadie conseguía atrapar y que aparecía en varios sitios a la vez. No sería seguramente más que un friki ocultando su cara y buscando algo de protagonismo en las redes y telediarios. Pero, al parecer, alguien no estaba dispuesto a dejarle campar a sus anchas.

 

El inspector Christian Valbuena, de la Policía Nacional, le echó el ojo al tal Obiēcit. Después de una etapa dura de su vida en la que su esposa murió y su hija pasó a estar en paradero desconocido, comienza a tener un historial policiaco bastante oscuro con abandono de casos, alegaciones extrañas de testimonios y otras faltas leves en su trabajo. Su compañera Vanessa parece apoyarle y dar fe de todo lo ocurrido, pero públicamente no menciona nada del tema.

 

Mientras todo esto ocurría, una unidad de élite de los EEUU liderada por un hombre con el nombre en clave de Efialtes se dispone a realizar un despliegue de infiltración sobre la ciudad de Cáceres. Coloca a sus hombres de tal forma que pueda estar informado de todo lo que ocurre en la ciudad y así comienza a mover sus fichas en pro de la misión. Buscan una amenaza terrorista a nivel internacional que creen se está moviendo por España.

 

Antes de Semana Santa sucedieron dos hechos a resaltar bastante importantes. Uno fue el descubrimiento gracias a una fuente anónima del cuerpo de Noelia Valbuena en el embalse de Arroyocampo. La investigación finalmente concluyó, aunque con una historia fatídica: la adolescente fue secuestrada, violada y maltratada hasta que perdió la vida, y su captor la arrojó al embalse con la esperanza de que nadie la encontrara. Tras unir cabos, se encontró al secuestrador muerto en su propia casa por un accidente doméstico.

 

El otro suceso extraño fue el robo en el polígono de Capellanías. Al parecer uno de los movimientos del dispositivo tuvo problemas y unos hombres de Lucius tuvieron que robarla de donde se encontraba, inevitablemente haciendo mucho ruido. A partir de esto, la RNO decidió premiar a los segundos de la carrera de mercenarios contratándolos por un enorme precio para su protección. Después de la negociación, visto el precio al final el GAL no pudo rechazar la oferta.

 

Pero el viernes antes del Domingo de Ramos comenzó todo. Lucius envió un comunicado amenazando con detonar el dispositivo si no se le hacía entrega del Tratado Transatlántico y del cuerpo del caído John Thelams. Sus intenciones finales con esto no se saben exactamente, se sospecha que era un mandado de alguien y que esto les podría proporcionar bastante poder y riqueza. Dio 48 horas para recibir una respuesta de los gobiernos del mundo que nunca llegó. La histeria empezó a cundir en Cáceres hasta que las fuerzas del orden llamaron a la cordura alegando que todo era fruto de un engaño de internet. Fortificar la ciudad con miembros del GOES no hizo que se relajara el clímax. Finalmente, alegando que era para evitar disturbios, la población volvió a la calma a lo largo del fin de semana.

 

Mientras tanto las víctimas del accidente se reunieron en una convivencia en la que dicen que experimentaron sensaciones extrasensoriales y sucesos extraños en los que escuchaban fantasmas o veían increíbles criaturas. Esos muchachos estaban más tocados del ala de lo que se podía ver… Al parecer el tal Obiēcit les había estado mangoneando a muchos de ellos en la distancia, sin contar con que se habla de que algunos tenían relación con algún tipo de secta religiosa...

 

Mientras tanto los SkullHeads, la supuesta unidad de élite, se vieron ultrajados por los suyos propios. Efialtes rompió todas las comunicaciones abandonándolos a su suerte, al parecer ya obtuvo todo lo que quería de ellos. Descubrieron que Efialtes usurpó ese nombre en clave hace algún tiempo, asesinando a su dueño y apoderándose de esa entidad. Algunos decían que era algo más que un ser humano corriente… Por otro lado, uno de sus miembros, Megabyte, resultó ser un doble agente de la RNO y también los traicionó, consiguiendo toda su información y debilidades. Por su lado los SkullHeads tenían a Vórtice, un gran soldado infiltrado entre el GAL y la RNO, el cual les estaba proporcionando mucha información. Megabyte volvió con la RNO a su base a las afueras de Cáceres e informó de que había un traidor entre los suyos. Al final Vórtice fue sorprendido atentando contra la vida de Lucius y fue ejecutado al momento.

 

Los SkullHeads se movilizaron y pudieron demostrar la amenaza del arma. Ante su aislamiento informativo, consiguieron apoyos de antiguos contactos en el Ejército de Tierra para una extracción, al haber sido traicionados y estar en una minoría tan significativa. La RNO en conjunto con el GAL era una fuerza armada muy a tener en cuenta. Consiguieron localizar a los civiles implicados en el incidente y organizar una extracción. Al parecer hubo muchos conflictos entre ambos grupos y no fue fácil manejar la situación. Finalmente llegó la extracción, unos lo hicieron por aire y otros por tierra. Nuevamente engañados, descubrieron que los que escaparon por tierra fueron ejecutados, encontraron sus cadáveres en una fosa común cerca de la zona de la Vera. Los que marcharon por aire pudieron escapar, se les cambio de identidad y fueron reinsertados en otros países. Aunque fueron muy pocos.

 

 

En toda esta ecuación entra mucha más gente, pero de mis informadores solo pude sacar algo de unos alemanes, y que atacaban indistintamente a las facciones implicadas en el suceso. Casi cuando el tiempo se había cumplido para la detonación del arma, dieron un duro golpe a la RNO y el GAL, dejando un par de escuadras de supervivientes. Por lo visto el propio Efialtes se personó allí y demostró a Lucius que había asesinado a sus líderes. Esto hizo a Lucius replantearse todo, él solo buscaba poder para sí mismo. No tengo información clara de lo que sucedió allí, hablan de un lobo gigante, objetos mágicos y gente muerta. No entendí nada en el momento que me lo contaban, y sigo pensando que quien contara estos bulos no estaba muy cuerdo. Lo único que se sabe a ciencia cierta es que de ahí salió una renovada RNO, que desactivaron el dispositivo y que se lo llevaron consigo con otras intenciones…

 

Después, nada. Todo volvió a la calma, la presencia policial de esos días desapareció. Los sucesos extraños no volvieron a ocurrir y no hubo ni una gota más de información. ¿Alguien está tapando todo? Faltan muchos fragmentos de información y mucho por entender. Está claro que hay mucho más detrás de todo este velo de sucesos.

 

¿De dónde he sacado toda esta información? ¿Cuáles son mis fuentes? ¿Por qué tanto celo en el manejo de la información por parte de todos ante estos sucesos? Es algo que me temo que me llevaré a la tumba, y por desgracia… no dentro de mucho. Sé que el simple hecho de ser conocedor de estos sucesos me está poniendo en auténtico peligro, pero creo que… merece la pena llegar al fondo de este asunto. Es algo que quizás acabe con mi cordura…


Quimi

Quimera proveniente del Ensueño. El verdadero cerebro tras la Asociación ReV CC y su escriba en los ratos libres.

Sitio Web: revcc.es/ Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.